Mister Mondrian llega al Museo Reina Sofía
mondrian-museo-reina-sofia-exposicion-de-stijl-Horno-Art-Virtual-Gallery-galeria-arte-fotografia-artistica-1

Mister Mondrian llega al Museo Reina Sofía

Desde luego esta es la gran exposición del año del Museo Nacional Reina Sofía: Mondrian y De Stijl.

 

Piet Mondrian(1872-1944), holandés de nacimiento, en 1892 comenzó su periplo en el mundo del arte como pintor de paisajes holandeses. Unos años de desarrollo personal que le llevarían a la creación de un estilo novedoso y rompedor: el Neoplasticismo, siendo el alimento que induciría a el arte abstracto y las vanguardias, como el cubismo y el futurismo.

Aprovechando la neutralidad de los Paises Bajos en la Primera Guerra Mundial, en 1917 junto a su amigo Theo van Doesburg, pintor y crítico, y apoyado por un grupo de jóvenes artistas holandeses, se unieron para fundar la Revista “De Estijl” (El Estilo) (1917-1926) donde Mondrian sería el cabecilla y creador de una nueva forma de hacer arte, saliéndose de todos los cánones establecidos y borrando los limites entre las diferentes disciplinas. Pedían a gritos que el arte se adaptara a los cambios que venían y que se borraran los limites entre las diferentes disciplinas, donde la Arquitectura sería la madre de todas ellas.

 

El artista llegó a la conclusión tras varios años de estudio, de que la búsqueda de la belleza (fin de todo artista) y la misma belleza en si reside en la superficie, la estructura, la composición del color y las lineas, creando así el fundamento de su estilo, sobre el que siguió trabajando durante toda su vida, revisándolo y cambiándolo para llegar a la expresión mas pura y simple de su arte. Siempre tuvo en mente que el arte podía mejorar el mundo.

 

La exposición no solo se centra en él sino también en algunos de sus colegas del movimiento, para dejar claro que los integrantes de De Estijl buscaban un arte más adaptado a la realidad, puramente contemporáneo.

 

Desde el 11 de Noviembre de 2020 hasta el 1 de Marzo de 2021.

 

 

En HōRNō estamos deseando que abran las puertas y poder nutrirnos hasta empacharnos de Mondrian.